Y cuando me busques y no me halles. Dirás: Ella era única y era mía. Era.*