Te quiero. Con cada fibra de mi insignificante ser. Te quiero. Con dos palabras y ocho letras. Con todo lo que eso conlleva.
Amo que me hagas reir. Como solo tu sabes hacerlo. Amo esas tardes contigo haciendo el subnormal. Porque eres la única persona que no me importa que me chupe la cara, porque yo luego de eso hago una competicion.
Amo que entiendas mi complejo de la nariz, amo que me digas que no tengo lorzas, que estoy perfecta. Amo que me acompañes a cualquier parte, aunque luegos te hagas de rogar. Amo tu hombro. Amo que siempre estés calentiti.
La verdad es que eres la única persona aue he amado y amaré. Tu risa es mi perdición, lo juro. Me vuelves loca, inutil. Y me pongo nerviosa.
Hoy hace un año que nos conocimos, ¿sabes? Un año que siento todas estas cosas.
No te pido que me quieras, solo que nunca te vayas de mi lado.