Llegaste tan improvisado, no me diste tiempo de darte la bienvenida cuando ya acaparabas mis pensamientos, tan diferente y tan TÚ, te amé sin pensarlo, sin darme siquiera cuenta de que me acostumbraba a ti, te amé sin medirlo, sin pensar que todo tiene un final y que el nuestro llegaría al finalizar el verano. Amores pasajeros que desordenan nuestra vida, para irse luego, de eso se trata.
@aurelizandrade