Sientes, y sientes por que eres tan solo un ser humano.
Siento, y siento por que al igual que tu soy tan solo un ser humano.
Sentimos y sentimos por que somos iguales, sin importar una clase social, una raza, o una lengua; sin importar nada, al igual que tu yo también tengo corazón, alma, tenemos una vida por delante que tenemos que aprovechar, sin apartar a alguien y aceptándolos como son.