Van a ser las 3 a.m. Y te amo. No es un dia especial ni nada por el estilo, sólo es una media noche en la que casi no duermo y quería recordarte que pienso en ti siempre, incluso si estoy ocupada. Eres mi primer y último pensamiento. Y el mayor de todos ellos. Por eso a ésta hora te escribo lo mucho que te amo, pero como es demasiado no creo poder escribirlo sino que te lo demostraré, pero por ahora será demostrado mediante letras. No te imaginas lo feliz que me hace sentir que eres parte de mi vida. Tantos momentos desagradables que nos ha tocado vivir y ahora por fin estamos firmes el uno para el otro. A veces recuerdo esos detalles pequeños pero que, sin duda alguna, me mantienen viva, esos que alguna vez vivimos, como la primera vez que te besé, la primera vez que te vi luego de saber que gustabas de mi, la primera vez que te sentí mío, aparte de las muchas cosas que nos faltan por vivir y que luego serán recuerdos que me mantendrán viva. Y, ¿sabes? la distancia no será problema, cuando te vea drenaré todo el amor que acumulé esperando a verte, todo el amor que es tuyo, porque sólo te pertenece a ti. Te amo demasiado, como nunca antes lo había hecho y puedo asegurarte que eres la primera persona que amo con todo mi corazón, cada día arriesgándome un poco más sin importar que mañana todo acabe. Porque hoy te amo, más que ayer. Eres lo que he esperado y si tu amor es un sueño no quiero que me despiertes porque he encontrado a alguien a quien quiero abrirme sentimental y emocionalmente, que conozca mi pasado al pie de la letra y comprenda mi actitud, mi manera de ser. Te amo, te amo, te amo, te amo. No me voy a cansar de decirlo porque no quiero guardarme algo que tal vez mañana me arrepienta por guardarmelo y no habértelo dicho. Y aunque no podemos poseer a una persona físicamente, tu tienes mi corazón y mi alma en tus manos, porque no quiero defraudarte, quiero que sepas que me tienes y que aunque hagas algo mañana que me duela, no me iré, aunque no te lo vaya a decir, ahí voy a estar. Porque el amor no desaparece de un día a otro, porque lo que siento desde hace casi 8 meses al fin te lo puedo demostrar y no es necesario mantenerlo en silencio, no es necesario sobre actuar frente a alguien para que no se fije en lo que siento por ti, al contrario, que todo el mundo se entere que eres el hombre que se adueñó de mí…

Y si es un amor de esos que no son sanos entonces pienso que estamos condenados.
Te amo demasiado, eres mi vida. ”