Todos nacemos locos... y algunos nunca dejan de estarlo.