Hoy desperté sin motivo alguno, en una hora tardía de la mañana... un día común y corriente sin ningún inconveniente, espero yo. Me senté al frente del computador para revisar cualquier novedad del día y al conversar con una amiga y despedirme, comencé a hacer unos trabajos de la universidad,,,

Ahora (que mi mente se sentía abrumada) me senté a escribir estas palabras para despejar mi mente, que ha decir verdad es un buen ejercicio mental y un relajante total y muy recomendable...

Me despido y espero escribir prontamente...