Cuando no me gusto a mi mismo , vengo a la isla Ttukseom.
Solo me quedo parado allí en la familiar oscuridad...

La gente se ve mas feliz en la oscuridad que durante el día.

La isla Ttukseom se traga la noche y me entrega un mundo completamente diferente.