No te das cuenta. Tú sonrisa me paraliza.
Y en el instante previo a su amanecer todo en mi cambia, mi respiración se acelera y mis ojos captan el momento para archivarlo en mis recuerdos. Donde solo tú te encuentras. Donde solo yo te encuentro.