Todo comenzó el 16 de Julio del 2017.
Ese día me di cuenta que ese hombre estaba habitando mi mente y que se negaba a irse.

Pero que delicia cuando lo recuerdo... Que impacto tuvo en mi vida ese día en que rozamos nuestras manos... Que tortura observarlo caminar y no poder arrojarme en sus brazos para devorar su boca.

Ese hombre me tiene enloquecida;me tiene el corazón encendido en una mezcla rara de placer y culpa.