Y es que existimos personas que nacemos para nunca encontrar a nuestra media naranja, y asi vivimos!

Sin la posibilidad de lograr ese gran paso de envejecer junto con alguien que apueste todo por nosotros.