Esperaba con ansiedad tu llegada, no sabía con exactitud cómo es que sería o que efectos tendría en mi ser y en los que me rodeaban. A decir verdad, tenía miedo.
Tenía miedo de encontrar respuestas y que al instante nuevas y mejores preguntas surgieran, de nuevo a emprender un nuevo viaje; y la incertidumbre acompañándonos.
Mi insomnio y falta de motivación nunca me dejo sola, pero un día, solo un día comprendí que el viaje era tan corto, tan breve que muchas veces era casi imposible sentirlo, pues comprendí desde ese entonces que podría morir y que si no hacía algo por cambiar, nadie más lo haría por mí, era algo certero, no podemos espera mucho de los demás. Pero si de nosotros mismos.
Ese día, ese maravilloso y escandaloso día fue el día en que renací, me di cuenta de cuan hermosa e importante era mi presencia en este mundo y que la frase "I have a voice " y quizás "stay strong" tenían un significado con muchísimo más valor del que esperaba.
Y todo eso, lo decidi yo misma, se vienen retos, quizas dificiles, quizas no lo suficiente, pero hoy decido ser yo quien los supere y haga lo correcto, lo que yo merezco para poder ser feliz .