Las personas te decepcionan, está en su ADN y no hay mucho que se pueda hacer, solo seguir adelante. Tu pareja, tu hermano(a), tus padres, tu mejor amiga, la lista realmente es larga. No te deprimas, las cosas no suceden en vano. Es muy probable que en el preciso momento sí sientas que nunca lo podrás superar y que esa persona realmente te jodíó la vida. Déjame decirte que esas son puras mentiras porque la verdad es que tú eres más fuerte. Está bien si quieres hundirte hasta tocar fondo, nadie te juzga, a veces esa es la única manera de volver a flote y sorprender a muchos. Dios está contigo, jamás lo dudes. Acude y mantente muy cerca de las personas que realmente te aman, tu familia principalmente pueden ser tu mejor soporte y así te suene loco, te aseguro que no miento. Después de un cierto tiempo, solo pensarás en lo positivo que fue que haya sucedido aquello y de alguna manera te sentirás bien. Todo lo que sucede en esta vida (sea bueno o malo) es equivalente a una nueva oportunidad, solo es cuestión de un cambio de percepción.
-Cb