Lo mejor que te puede suceder en la vida, es encontrarte a alguien que esté contigo cuando más lo necesitas, alguien que entienda lo que te pasa con solo una mirada, alguien que sin hacer preguntas solo se limite a abrazarte muy fuerte, alguien que te haga sonreír, aún incluso con los ojos llenos de lágrimas.