Esa maldita palabra tan empalagosa, aquella palabra que se pronuncia diferente idioma y sentimiento.
Cada grafía de tal palabra puede ser hermosa o una homicida que tiene su cuchillo a punto de clavarlo en mi corazón y mi cerebro.
No se si creer en esa palabra que se pronuncia en diferente idioma y sentimiento.