Te necesito con la frente en alto y lejos de todo lo que pueda hacerte daño; creando la magia que sabes transmitir en tus cuadros que valen millones. Porque cariño, no olvides que la magia que corre por tus venas es impagable.