Esa promesa no, rompe otra cosa.