Nunca es fácil dejar ir a alguien, especialmente si sentías una conexión especial. Tienes que confiar que no importa lo mucho o poco que estuvieron en tu vida, ellos ya cumplieron su propósito; por lo que haya sido que entraron en tu vida no debes sentirte incompleto por su ausencia, en cambio, deberías sentirte mucho más completo porque estuvieron en tu vida.
Ama, pero deja ir, sigue amando aunque ya no esté y sobretodo ámate mucho más a ti mismo.