Los monstruos ya no viven debajo de nuestras camas, viven en nosotros.

Marcos Paz, Buenos Aires    @Unicornios_Negros