Las marcas en tu cuello no mienten “Dark Soul”