Y ves que en el techo escaso del dolor se abren pequeñas goteras, que sin afán, caen y te inundan.

   @CatParanoid