Pobreza en los estómagos, más pobreza en las cabezas.

San Juan–Argentina    @Ana_Quentin