Hay sentimientos que no sentís,
sino que te sienten.
Hay ojos que vos no ves,
te miran.
Hay frases que no escribís,
pero te describen.
Hay amores que no dicen,
se callan.
Y es así, como en el silencio encontrás,
lo que en realidad estabas buscando.
Porque el amor no se dice,
se siente.