¡Hola a todos! Lo prometido es deuda, espero y les guste. Este escrito y muy importante para mí, así que disfrútenlo.

¿Cómo terminó todo de esta manera?
Tú, yo y un océano completo entre nosotros.

¿Cómo es que jamás lo noté?
Supongo que me tenías tan embelesado en tu sonrisa, que ni siquiera fui capaz de notar la luz que esta perdía día tras días. No supe darme cuenta de que aquella armoniosa melodía que salía de ti, sólo era un escondite de todo el dolor que cargabas, que mientras parecías la persona más feliz en la Tierra, por las noches te derrumbabas y permitías que el dolor y la soledad ganaran la batalla.

Todo el mundo dice que fue culpa nuestra, sin embargo, sé que no lo fue.

El único responsable aquí fui yo, porque juré mil veces protegerte de quien intentara lastimarte, no obstante, no lo hice. Y es que ¿cómo protegerte si esa persona que te lastimaba eras tú misma? Ahora, es demasiado tarde. Ya no hay más sonrisas y tu esencia ha desaparecido contigo.
Porque cuando por fin quité la venda de mis ojos, ya no estabas más. Habías caído tanto que ni siquiera mi amor pudo repararte, así que sólo te dejaste llevar, te fuiste y te llevaste la mitad de mí.

Y es que amor mío, amor mío, ¿Cómo pudiste ser algo tan caótico y hermoso al mismo tiempo? ¿Cómo fuiste capaz de enfrentarte tus miedos tú sola? Donde quiera que estés, enséñame por favor, porque caer, es tan doloroso, porque enfrentar el mundo con el peso del dolor es tan complejo, porque estar sin ti crea un vacío profundo y doloroso en mí.

Enséñame por favor, quiero ser tan valiente como tú lo fuiste hasta el final. Bríndame el coraje de las estrellas, bríndame lo necesario para soportar la caída, porque sin ti no quiero nada, porque prefiero caer a seguir andando sin tu luz, sin tu amor.

Por favor, hazlo.