Últimamente tengo ganas de escapar y no hablo de irme un día a una plaza, hablo de un lugar en especial, Junín, la laguna, todo ese aire fresco, despertar con el sonido de los pájaros cantando, el agua en la orilla del espigón. Por primera vez en estos largos años no quiero irme sola, quiero que me sigas, quiero desaparecer junto a vos, sueño con irme una semana sin decirle a nadie y que vos estés junto a mi, explícame ¿Por qué no pasa eso? ¿Por qué no nos vamos? Escapemos de todo, de la rutina, de los giles, pero nunca de nosotros y hablo de irnos bien a la mierda, pero juntos; nos costo tanto coincidir, que no creo que valga la pena dejarlo ir tan fácil.