Cada día se ha vuelto una pesadilla, un tira y afloja, una lucha constante de mi mente contra mi corazón. Todo mundo dice saber qué es lo mejor para mí, que solo piensan en mi bien y con el tiempo me acostumbrare, que al final me daré cuenta de que estuvo bien. Eso no es cierto, eso no está bien ¿Acostumbrarme a qué? ¿Al dolor? ¿A la decepción? ¡Que estupidez! No puedo y no lo haré, me rehúso a aceptar esto como mi forma de vida, me niego a tomar un camino de resignación a aceptar que no tengo otra opción.
Ya no me importa lo que piensen, ya no quiero atender sus opiniones, porque todo eso es lo que me ha traído hasta este punto de mi vida, hasta este acantilado. Cada día tengo que tomar fuerzas, respirar profundo y caminar en la vida tratando de mantener compostura, de parecer que estoy de acuerdo con esto y que me importa ¿Te parece justo vivir así? ¿Tú crees que solo estoy siendo caprichosa? Todo mundo me critica por querer tener caminos “fáciles” cuando a mí se me hace estúpido tomar el complicado cuando existe una mejor opción y es que nos han hecho creer que tenemos que sufrir para que al final valga la pena ¿Soy yo la que está mal? Por favor que alguien me diga, que alguien me demuestre que soy una tonta adolescente que quiere creer en fantasías.
Nadie cree en mí, todos quieren que haga lo que me asegura un futuro, ni siquiera les importa qué tipo de futuro sea, solo algo que se vea certero. Pero yo no quiero cualquier destino, necesito arriesgarme, tomar las riendas de mi vida y saltar a la carrera.
Tengo miedo, por supuesto que lo tengo, pero estoy decidida a enfrentármele, sé que hay riesgos de que caiga y que duela mucho, que puedo estar equivocada, pero será mi error, habrá sido por mis decisiones, por mis ganas de alcanzar lo que deseo. Si yo no apuesto por mí, entonces ¿quién lo hará? Esto se siente como jugar un volado con la vida, pero ¡por el amor de Dios! Soy tan joven ¡Soy un ser humano! ¡Por supuesto que me cometeré errores! Vivan con ello ¡NO SERÉ LO QUE QUIEREN QUE SEA! No tengo porqué satisfacerlos.
Mi vida diaria es un dolor constante que soporto sumergiéndome en mis fantasías ¿Esto es vida? Porque si es así, no creo que sea lo que quiero para mí.
Queridos lectores, siéntanse libres de opinar al respecto, he decido hacer este escrito relatando mi situación de la manera más general posible pues deseo que puedan identificarse con él. Pueden platicarme porqué se identificaron o si ya han pasado por algo similar, lo que gusten, estoy abierta a opiniones (a pesar de lo escrito anteriormente, siempre es bueno escuchar). También quiero que sepan que no estamos solos y que pase lo que pase siempre hay algo más, respira y se valiente para defender a tu corazón, si nosotros no lo hacemos por nosotros mismos, entonces ¿Quién más lo hará?