Aunque no lo creas desde el día que deje de verte no he parado de amarte ni un segundo, cada noche imagino como será cuando vuelva a ver esos ojitos que me encantan, y tal vez, sólo eso es lo que me llena al final del día. Recuerdo mucho ese ultimo abrazo que no nos dimos... como duele. Recuerdo esas noches que no parábamos de reír, noches en las que después de muchísimas carcajadas y besos nos volvíamos un solo cuerpo, esas noches cuando nos fundíamos y sentíamos lo que realmente es el amor verdadero.