Te extraño, y no sabes cuanto, te fuiste y mi mundo se vino desvaneciendo poco a poco, lo que era normal ya no lo es, y todo cambio por tu partida. No se si tu me extrañas, no se si te preocupas por mi, no se, ni siquiera si tu deseo a las 11:11 es volver a estar mi lado, nada de eso lo se. Pero se algo con total certeza y es que nunca vas a volver, y ahora tengo que armarme de valor y pensar que pasa después de ti, quiero verme feliz, no quiero volver a depender de si estas o no, quiero decir ¨Lo supere!¨ pero por alguna razón cuando el reloj marca las once me preparo para pedir mi deseo y tu recuerdo vuelve a salir en forma de lagrimas; son las 11:11 y lo único en quien pienso, eres tu. No se como seguir adelante, lo intenté todo, pero no logro olvidarte, quiero que este dolor pase, pero cada instante duele más. Después de todo lo que hemos pasado, me detengo a pensar si hay algo mal en mi, si es porque no estaba destinada a estar con él o simplemente el universo conspiro en mi contra. Quiero alejarme de el y de todo aquello que me sigue atando. Porque se que él ya rompió ese lazo que un día nos unió.

-MS