Desperté en los brazos de Nash, tenía ganas de ir al baño, así que sin despertarlo, quite su brazo de mi cintura lentamente, se veía tan tierno durmiendo, con el pelo en su rostro y los labios entre abiertos y no lo quería despertar, Emily también dormía. Salí de la habitación y me metí al baño, hice mis necesidades, me cepille los dientes, me metí a la ducha y me bañe.

Salí con una toalla envuelta en mi cuerpo, entre a la habitación donde duerme Nash y la beba, ellos seguían durmiendo tiernamente, sin hacer ruido me vestí así, con un jean negro que me permita moverme, una blusa azul oscura que dejaba ver un poco mi vientre, pero no demasiado, y unas vans grises.

Luego salí de allí cerrando la puerta despacio y baje las escaleras, fui a la cocina y me encontré con Shawn, cargando un vaso con leche, su camiseta blanca marcaba sus tonificados brazos y el pantalón de chándal gris que traía dejaba casi todo a la imaginación.

- buenos días.- dije sonriéndole, y apartando mis impuros pensamientos, me miro y me sonrió.

- buenos días.-dijo a punto de guardar la leche en la nevera.

- no, no la guardes yo también quiero.- dije tomando un vaso que estaba en la repisa.

- oh okey, ¿quieres que te la sirva?,- dijo mirándome a los ojos, una corriente paso por mi columna, asentí ignorando aquella corriente y le di el vaso, él lo agarro y me sirvió un poco de leche.

- ten, aquí tienes.- dijo entregándome el vaso ya cargado.

- gracias Shawn.- dije y el guardo la leche en la nevera.

- de nada,- dijo sonriéndome.

- aamm, _____ ya casi no hay alimento en la nevera, ¿quieres ir conmigo a buscar comida, en los supermercados?.- termine de tomar, mi vaso con leche , y lo mire.

- sí, pero ¿Qué hay de los demás?, quedaran solos aquí.- deje el vaso en la mesada , y apoyé mis hombros en esta.

- sí, pero será mejor que aprovechemos ahora que no hay muchos caminantes en la calle.- me dijo señalándome a la ventana, tenía razón no había tantos caminantes como la otra vez, regrese mi vista hacia Shawn y le sonreí.

- okey, toma tu mochila y arma y vamos a buscar comida.- dije, a lo cual el sonrió.
Shawn y yo subimos a buscar nuestras cosas, yo entre a mi habitación, Nash y la niña, seguían durmiendo, tome mis cosas y salí de allí, baje las escaleras y Shawn estaba en la entrada esperándome.

- bien ¿estas lista?,- dijo regalándome una hermosa sonrisa que dejaba ver su perfecta dentadura, me quede dos segundos mirando lo y eso basto para ver que sus ojos brillaban.

- sí, solo déjame cerrar la puerta con seguro y nos vamos.- dije cerrando la puerta y poniéndole el seguro, trague duro y respire para calmarme.

Caminamos por las calles, era muy tranquilo había pocos infectados, como mucho 3 o 4 como mucho nos topábamos, contábamos nuestras vidas y cosas así...

- me caes muy bien __, eres muy divertida.- dijo Shawn riendo de una anécdota de mi niñez

- tu igual Shawn,- dije sonriéndole, y él me miro tiernamente.

- tienes una hermosa sonrisa ___, eres muy linda.- dijo Shawn sonrojándose un poco y miro hacia el frente, yo reí bajo, se veía tan lindo, y causo que un cosquilleo corriera por mis mejillas.

- gracias, tú también eres lindo y tierno.- el me volvió a mirar regalándome una linda sonrisa.

Llegamos al supermercado de la otra vez, tomamos un carrito de compras y comenzamos a llenarlo de comidas y bebidas.

- con esto será suficiente Shawn vámonos,- le dije, tome el carrito para empujarlo e irnos.

- espera __, ¿Qué tal si jugamos un rato?- dijo señalando un máquina de peluches.

- pero Shawn debemos irnos.- dije señalando la entrada.

- será un ratito, por favor, divirtámonos un poco.- dijo haciendo puchero reí, se veía tan tierno.

- está bien.-dije él sonrió y le sonreí, me tomo de la mano y me guio hasta la máquina, mire nuestras manos y no evite pensar en Nash y me solté de su agarre lo más disimulado posible

- mira ahí está el oso que quería cuando era pequeña.- dije señalando el oso que estaba en una esquina,

- pero necesitamos moneda para que funcione.- dije señalando donde se inserta las monedas.

- no te preocupes, ya vengo.- dijo corriendo hacia la caja registradora, la abre, toma algo de allí y vuelve hacia donde estoy yo, me mira y abre su mano dejándome ver 3 monedas, inserta una moneda en la máquina.

- listo, damas primero.- dice sonriendo de lado, le devuelvo la sonrisa y tomo los controles. Luego de unos minutos levante un oso con la pinza, pero este cae.

- ¡NO!, Estaba cerca.- dijo frustrada, Shawn ríe, y vuelve a poner otra moneda en la máquina.

- inténtalo de nuevo.-asiento con la cabeza y vuelvo a poner mis manos en el control, tomo otra vez el mismo oso lo levanto con la pinza y se me vuelve a soltar.

- ¡NO PUEDO, ES IMPOSIBLE! ,- digo y le pego una patada a la máquina, Shawn ríe por mi acción, pone la última moneda en la máquina y toma el control, agarra con la pinza el oso y logra sacarlo, quedo con la boca semiabierta, él toma el oso y me lo entrega.- ten, aquí lo tienes.- dice y tomo el oso.- gracias Shawn.- digo y nos damos un abrazo, me separo un poco de él para levantar mi mirada, nuestras miradas se unen, él sonríe de lado, mierda se veía tan lindo que si no fuera novia de Nash, me lo estaría comiéndolo a besos.

- ven, tenemos que irnos.- dije y nos separamos, Shawn tomo el carrito y yo me pare a su lado.
- Casi lo olvido , tengo que buscar algo , no te muevas de Aquí.- De la nada sale corriendo y se pierde de mi vista

::::::::::::::::::::::

Narra Nash

Me desperté y no vi a ___ alado mío, me siento en la cama y veo a la pequeña durmiendo. Tomo mi ropa y comienzo a vestirme, luego salgo de la habitación y voy al baño, me cepillo los dientes y hago mis necesidades, salgo, bajo las escaleras, veo a Hayes en el comedor con su celular.

- Hayes, ¿viste a __ por aquí?- digo, el me niega con la cabeza, entonces voy a la cocina y veo a Lara, tomando jugo de naranja.

- Hola Lara, ¿viste a __ por aquí?,- dijo mirándola a los ojos.

- no, no la he visto, a Shawn tampoco lo vi lo busque por toda la casa y no esta.- dice dejando el vaso en la mesa, al instante los celos casi se apoderan de mí.

- creo que salieron sin avisarnos.- mi mandíbula se tensó al pensar de que Shawn está con mi novia, no lo conozco y no me agrada para nada.

- ya casi nos estamos quedando sin comida, seguro salieron a buscar eso Nash, no tienes que preocuparte.- asentí y subí a darme una ducha fría para calmarme un poco.

Salgo del baño con unos jeans negro y mi torso desnudo, ciento que alguien me está mirando, levanto la mirada y me encuentro con Lara mordiéndose el labio mientras me mira de arriba abajo.

- aamm, ¿buscas algo?,- ella se acerca hacia mí con una sonrisa de lado.

- sí, a ti.- se lanzó hacia mí y enredo sus piernas a mi cintura, yo por instinto coloco mis manos en sus muslos y nos besamos salvajemente, luego de unos minutos nos separamos por falta de aire.

- desde que te vi tenía ganas de besarte.- dijo con una voz seductora, le sonreí y nos volvimos a besar. Pero un crick tomo mi cabeza y recorre a mi novia a mi __.

- lo siento, pero debo ir por mi novia.- La baje de mí y camine hacia el cuarto para tomar un arma y mi camiseta, antes de que alguien más decidiera detenerme me paro en la puerta miro una vez más hacia atrás y respiro hondo

- Hayes, cuida a la bebe, iré por __.
Él no dice nada solo asiente y corre escaleras arriba.

:::::::::::::::::::::::::::

Narra: _____.

Ya pasado un buen rato aquí esperando a Shawn
¿que estará haciendo? , mire todo el lugar, destrozado y a la vez en perfecto estado.

Me siento en el suelo y apoyo mi espalda del carrito, y cierro los ojos , ¿cómo es que paso todo esto? ¿Porque a nosotros?

La nada algo hala uno de mis pies, y por instinto pego una patada, levanto el rostro y es un caminante, me alarme y comencé a tratar de patearlo, pero solo agarraba y trataba de morderme

-!!Ayuda Shawn!!.- el terror me invadió, hasta que el cuerpo del caminante cayó al suelo sobre mis pies, bañándome de sangre.
Unas manos toman mis brazos y luego mi cintura
Escondo mi cabeza en su cuello y comienzo a llorar mientras decía

- Gracias, gracias Shawn.-
-¿Shawn? Que yo sepa mi mama me llamo Cameron.- levante la vista y unos ojos avellana me dieron la bienvenida, mis piernas temblaban.

- Gra-Gracias.- Dije como pude, sintiendo su agarre en mi cintura, sus ojos me tenía en algo así como un trance.

- ¿Qué haces así con ella?. Esa voz....