Aveces la vida te da momentos en los que puedes pensar en las cosas que haces, sea tanto buenas como malas, y esos momento son comúnmente en las noches, en las que estas acostada en tu cama, sin sueño y simplemente pensando. Ese pequeño tiempo que tienes te ayuda a aclarar muchas cosas, cosas que no quieres aceptar o simplemente quieres olvidar, pero de las cuales no puedes escapar, porque son parte de ti, así como lo es tu personalidad o tu forma de hablar y expresarte, cosas tan sencillas como esas son parte de ti, así como las cosas que sientes y es por eso es que las noches son testigos de llantos, alegrías y verdades. Porque solo los sentimientos puros y verdaderos están en lo mas profundo, escondidos de todos y en lo mas obscuro de tu ser.