Me gusta un poco el desorden y el caos.
Las camas ligeramente desordenadas.
El cabello revuelto por el viento.
Las carcajadas disonantes que rompen el silencio.
El sonido de las gotas incesantes que golpean mi ventana.
La música que se dispara y hace que mis pies se muevan sin parar.
El vaivén de las olas.
El llanto de la alegría.
Mis adentros cuando llegas tú.