Tú, tú, tú y tú.
Mil veces tú.
Pero antes…
Yo.
Siempre.