Muchos se han preguntado cuál es su camino, hacía donde van o hacía donde deberían ir, créeme, muchos se mueren esperando a que la respuesta llegue.
Pero no tengas miedo, no hay que temer por no saber nuestro camino, porque seguramente el camino que tomes y a la hora que lo tomes, será el correcto. No temas por emprender ese largo viaje, tampoco temas por quedarte en el camino, muchos se quedan a la mitad y aun así están satisfechos y felices por lo que recorrieron.
Lánzate a ese viaje antes de que tu tiempo se acorte, lánzate aunque no estés listo, porque nunca se está lo suficientemente listo para algo.

YSR, xo.