De seguro eres de esas personas que se cansaron de tener bajo autoestima, dándole siempre demasiada importancia a las críticas.Pues yo era precisamente una de esas.
Hace tiempo que mi forma de pensar ha cambiado radicalmente acerca de mi persona, y por supuesto el fin de este artículo es que también cambies el tuyo.
Si nos ponemos a pensar, ¿qué nos deja el odiarnos? realmente nada, mejor ponte frente al espejo cada mañana y mira esas pecas, lunares, los hoyuelos, las espinillas, el color de tu piel, tus pocas o tupidas cejas... mira a esas pequeñas cosas a las que llamas defectos y piensa que eso es lo que realmente te hace diferente y que alguien te va amar con todo esto. Pero antes de que le permitas a alguien amarte, asegúrate de que te amas a ti misma.