Esto más que un articulo es una confesión. Nunca había dicho esto en alto, nunca había confesado que detrás de esta chica fuerte, dura, sin sentimientos esta una niña asustada.

La verdad es que tengo miedo, le tengo miedo a la oscuridad, a las arañas, a las serpientes, a la muerte, pero a lo que más le tengo miedo es a estar sola. Tengo pavor a la soledad y a que la gente me rechace.
Detrás de mi enorme ego y detrás de mi seguridad en mi físico tengo miedo a que la gente me rechace por lo que soy por dentro, tengo miedo a que descubra la gente odie mi personalidad, la verdadera, no la que esta escondida detrás del sarcasmo. Me aterra que vean mi lado frágil, el lado enamoradizo, romántico, suave, soñador, el lado que tiene sentimientos, el lado más débil que poseo.

Nunca fui la persona que mostraba sus sentimientos a los demás, así que mucha gente cree que soy fría y sin corazón, pero eso es una mascara, porque la verdad es que le tengo miedo a que me hagan daño rechazando lo que verdaderamente soy.