Todo somos y no somos nada.
Somos espejo y a la vez nos asusta vernos reflejados en los ojos del otro.
¿y de los nuestros?
Nos asusta el rechazo, nos angustia el reproche.
Hacemos de nuestra vida lo que podemos, somos libre de hacerlo.
Llegamos por que sí y sin querer debemos hacernos cargo.
¿acaso existe el pasado? ¿hacia donde va el futuro?
el presente es la única verdad y eso hay que afrontarlo.

Mínima reflexión del existencialismo de Sartre.