Es increible como algunas cosas tienen sentido unicamente cuando tenemos roto el corazón...