Hace un tiempo atrás tuve la brillante idea de poder crear un cambio a través de la mente. Fantástico, ¿verdad?
Soñé con un cambio radical. Que a partir de ello sería una nueva persona. Tanto físico como emocionalmente.
A pasado un largo tiempo y no hay cambios, no logro conseguir lo que soñé.
Me frustro.Me desespero y lloro.
¿Cuánto puede costar cambiar por completo la identidad de una persona?
Al parecer bastante.
Soy impulsiva. Llevada a mis ideas, y por sobre todo creyente en mis vibraciones.
No creo que haber creado esta descabellada idea sea en vano, al contrario , me ha servido para encontrarme, para ser claramente lo que quiero ser.
Sigo pensando que soy capaz de cambiar mi cuerpo no solo a través de mi mente sino que ahora también a través de mi alma.