Estoy aquí intento por milésima vez olvidarte
Encontrar de alguna forma un medio que te borre de mi mente
Pero sigo buscando frenética el puñal que me clavaste
Y lo encuentro, tantas veces sea necesario
Volviendo a clavarlo en mi marcado cuerpo
Lleno de cicatrices

Alguien allá fuera puede oírme