Renunciar a lo adquirido es difícil porque también es renunciar a lo que nos hace ser nosotros y, seamos honestos: a ninguno nos gusta cambiar.

Medellin    http://www.facebook.com/Sara.N.Santa